Masaya abre sus puertas.

En 2011 la https://youtu.be/7dzvl_cXw3IFAO estimaba que un 1/3 de la producción mundial de alimentos destinados al consumo humano se desperdicia, más de 1.300 millones de ton de alimentos, y Nicaragua no se queda atrás pudiéndose observar en los mercados, aquí se generan grandes cantidades de desperdicios orgánicos provenientes de semillas, frutas y hortalizas que son desechados. El desperdicio de materia orgánica es una problemática en el mundo y Nicaragua no es la excepción, es por eso que hemos pensado la manera de darle utilidad. El objetivo es convertir el desperdicio según la cadena alimentaria en un producto nutritivo co-preparado y formulado para cerdos, darle seguimiento a la ruta digestiva de estos alimentos para beneficiar animales como aves y peces. Lo oportuno es reducir los niveles de contaminación y se contribuirá de manera sana al desarrollo sostenible de ciertas especies animales, utilizados también para el consumo humano proveyendo nuevas alternativa en el que se aprovechen todo el desperdicio.
            País de residencia
Nicaragua
            Describir la problemática que se desea abordar:
En Masaya se recolectan 200 toneladas de desechos por día, de los cuales 20 toneladas provienen del mercado Ernesto Fernández de Masaya, se estima que al día se recolectan alrededor de 12,000 libras de productos perecederos como: frutas, verduras, hortalizas, y de más, esto debidos a daños mecánicos, microbiológicos y descenso en las ventas. Nuestro objetivo es reducir el desperdicio orgánico proporcionando una utilidad única. El modelo de negocio de esta propuesta consiste en darle un tratamiento al desecho orgánico para transformarlo en concentrado de ganado porcino utilizando con ellos otras materias primas de segunda o desechos generados de otras industrias de alimentos y crear una unificación sólida de mezcla balanceada que contenga proteínas, vitaminas, y minerales necesarios para el sano desarrollo, la cerdaza producida se mezclará nuevamente con el desecho orgánico proveniente del mercado utilizando tecnología de secado y eliminación de microorganismos, adecuándose otros ingredientes con el fin de hacer un pienso adecuado para alimento avícola, una vez que las aves hayan realizado su proceso de digestión, se les dará tratamiento tecnológico a las heces para convertir en pulpas y transformarlos en pellets nutritivos para el cultivo de peces en granjas con el fin de proporcionar un rápido crecimiento, teniéndose de esta ultima una actividad más para el desarrollo económico local.
                Impacto esperado:
Al reducir los desechos orgánicos en su mayor parte o su totalidad apoyaremos a la reducción del calentamiento global del planeta, es decir, si trabajamos esta materia orgánica en las plantas con procesos tecnológicos y con energía fotovoltaica, estaremos reduciendo la emisión de los gases como el metano o el dióxido carbono (C02) responsables de este fenómeno. Ante esta problemática planteada proponemos realizar una transformación de los desechos orgánicos que se genera en dicho mercado a fin de aprovechar una gran cantidad de desechos, para la cual, se ubicaran contenedores en los puntos del mercado donde se generan las mayores cantidades de residuos para que depositen ahí la materia sólida reduciendo así los niveles de contaminación generados dentro de ese medio, la recolección de desechos ayudara al propósito principal y brindará un cambio de ambiente saludable a la población y sus visitantes.
                           ¿Tiene la propuesta un modelo de negocio?
El modelo de negocio de esta propuesta consiste en darle un tratamiento a todo ese desecho orgánico (procesos semi industrial con cocción y secado) para transformarlo en alimento para cerdo utilizando con ellos otras materias primas de segunda o desechos generados de tecnologías tales como procesos de caña de azúcar, trillos de arroz, residuos de soya y trigo, cachaza, bagazo de cereales obtenido de la producción de bebidas fermentadas, haciendo la unión de estos desechos se conforma una mezcla balanceada por contener proteínas, vitaminas, enzimas y minerales y que dará a los cerdos un plus para su sano desarrollo, luego la cerdaza que producirán los cerdos alimentados con ese desecho que proviene del mercado se le transformará utilizando tecnología de secado y eliminación de microorganismos, adecuándose otros ingredientes con el fin de hacer un pienso adecuado para consumo de aves, una vez que las aves hayan realizado su proceso de digestión, se les dará tratamiento tecnológico a las heces para convertir en pulpas y transformarlos en pellets nutritivos para peces junto a otros ingredientes para que tenga buen sabor y le dé a la especie un rápido crecimiento, teniéndose de esta ultima una actividad más para el desarrollo económico local, como lo es el cultivo de peces en estanques y en jaulas. En todas las rutas de la cadena productiva de este modelo se incluyen espacio para la generación de nuevos empleos a corto plazo y se pretende que en su desarrollo junto a expertos de la alma mater se extienda de manera oportuna a más ciudadanos.