Las hojas y flores que ya no encuentra el Mono Congo

Hojas y Flores que ya no ven los mono congos de Rivas

En el bosque seco del pacifico de Nicaragua hay un sonido que está desapareciendo. El mono Congo tiene la característica de hacer un fuerte aullido capaz de impresionar a cualquier especie que se puede escuchar a varios kilómetros, ese sonido está bajando sus decibeles en el país.

Ahora, el enemigo más grande que tienen estos pequeños es la sequia, la cual amenaza con desaparecer a esta especie. Chavarría tiene una maestría en Conservación y Manejo de Vida Silvestre en la Universidad Nacional de Costa Rica (UNA), dice que los monos al tener mala alimentación se están enfermando. “Aunque estos se han sabido adaptar a diferentes situaciones, la falta de comida ha generado que sus defensas bajen y se enfermen”.

En el departamento de Rivas predominan tres especies de monos, cara blanca, mono araña y mono Congo, quienes son primates están expuestos a enfermedades que también afectan a los humanos, tales como hepatitis y tuberculosis, por eso se recomienda no tener mucho acercamiento a esta especie.

El máster Chavarría recomienda a las personas que están haciendo la gran labor de llevar alimento a los monos, no suministrarles sandía o melón. “Estas frutas generalmente llevan agroquímicos y no son buenas para la salud de ellos. Estudios en México, Costa Rica y ahora en Nicaragua demuestran que los monos consumen hojas en un 60%, flores en un 25% y frutas en un 15%, dice el docente”.

Estos son los 11 alimentos más deseados por los monos, que en la mayoría son hojas y flores de árboles, fáciles de encontrar en el pacifico de Nicaragua. Flor de Higuerones, Matapalo, Mango, Jocote jobo, Níspero, Pochote, Flores de roble de sabana, cortés amarillo, Guajiniquil, Jenízaro (tiene una vaina con una especie de miel), flores del Guanacaste de Oreja.

La universidad Internacional Antonio de Valdivieso UNIAV cuenta con 160 manzanas de bosque casi virgen, ubicadas en la finca Santa María en la comarca La Chocolata y en donde una de las especies que preservan y resguardan es precisamente el mono cara blanca. El profesor Guillermo Ponce quien imparte la asignatura Realidad Nacional en la carrera de Medicina Veterinaria y Zootecnia, está realizando con sus alumnos giras de campo para darle seguimiento a estos monos y así contrarrestar los azotes de la sequia.