ALBAHACA (Ocimum basilicum L.) SU CRECIMIENTO Y DISPONIIBBILIDAD DE BIOMASA PARA CONSUMO FRESCO, UNIAV-RIVAS, MARZO 2017

Introducción

La albahaca (Ocimum basilicum L.) es una planta herbácea aromática de la familia Lamiaceae originaria de la India (Briseño et al., 2013), es de carácter anual, con tallos erectos y ramificados, frondosa que alcanza de 0,30 a 0,50 m de altura. Se propaga por estacas o semillas; se reproduce en climas áridos y semiáridos, así como en un gradientes altitudinales de 0 a 1000 m (Enciso, 2004 citado por Moncayo etal., 2015).

La hoja de albahaca, se utiliza como condimento y aromatizante en muchos países. El sabor de las hojas frescas recuerda al del clavo de olor (Syzygium aromaticum), mientras que el de las secas se parece más al del curry (Murraya koenigii); a su vez, las hojas pueden emplearse enteras o partidas, son indispensable para dar sabor a las ensaladas y a las pastas y pizzas típicas de la cocina italiana. Aromatizan también los pescados y asados a base de carne, salsas, croquetas, albóndigas e incluso patés vegetales. Es una fuente excelente de la vitamina K, A y C y minerales como hierro, calcio, magnesio y potasio. Estudios científicos han mostrado que la albahaca tiene componentes que interrumpen el crecimiento de algunos tipos de bacterias en las comidas, como Listeria monocytogenes, Staphylococcus áureas y Escherichia coli (La prensa, 2008).

En Nicaragua la albahaca se cultiva orgánicamente o de manera convencional. Puede cultivarla en su huerto familiar. Lo mejor es comer las hojas recién cosechadas y sin cocinarlas (La prensa, 2008).

Para leer el artículo completo  Albahaca (74 descargas)